publicado 15-01-2013 en El meu primer Verdi, Noticias y eventos Kids

“El meu veí Totoro” en El Meu Primer Verdi el 20 de enero y el 10 de febrero

mi_vecino_totoro_cartelEl clásico del maestro de la animación japonesa Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro, El castillo ambulante), elegido por la revista británica Time Out como la mejor película de animación de la historia, llega a El Meu Primer Verdi. Una bella historia sobre el poder de la imaginación y de la amistad, y una obra maestra de la Historia del Cine.

Los niños son los protagonistas en este largometraje del prestigioso Studio Ghibi. La historia posee la sencillez y la universalidad de los cuentos, que transmite con poesía y delicadeza valores eternos. La maestría de Miyazaki radica en que la fantasía y la aventura no existen sin la realidad de la vida: Las dos hermanitas protagonistas vivirán los problemas que la vida les depara, pero siempre contando con la ayuda mágica proveniente de los espíritus del bosque, entes que los protegen y los aconsejan.

La película deleita con su estética, enternece gracias a las experiencias que viven las niñas y hechiza con sus referencias mágicas, mientras nos transmite la felicidad propia de la infancia. Miyazaki juega con nuestra imaginación deslumbrándonos con la suya.

El meu veí Totoro. Dir. Hayao Miyazaki. Japón, 1988. Versión doblada al catalán. (86 min).

Sinopsis

Mei y Satsuki son dos hermanas que se mudan con su padre a vivir a una cabaña en el campo. Un día, por casualidad, la más pequeña descubre la existencia de los totoros: espíritus guardianes del bosque que sólo los niños de corazón puro son capaces de ver. Junto a estas entrañables criaturas y al gatobús, Mei y su hermana descubrirán el verdadero valor de la amistad, del amor y de la familia en una maravillosa e inolvidable aventura que les llevará más allá de su imaginación.

Fotogramas Totoro

“Destaca por una cadencia absolutamente impensable en el cine de hoy. Humanista, solidaria y terapéutica.”

­–Javier Ocaña, El País

“Un relato hipnótico con un pie en la realidad y el otro en la más desbordante imaginación. Un cuento maravilloso.”

–Alberto Bermejo, El Mundo