publicado 21-05-2013 en Críticas de cine, Estrenos de cine, Noticias Verdi, Premios de cine con Comentarios desactivados

Maternity blues, estreno 24 de mayo

El viernes 24 de mayo estrenamos la película “Maternity Blues”, dirigida por Fabrizzio Catanni, e interpretada por Andrea Osvart, Monica Birladeanu i Chiara Martegiani.

Maternity Blues es una poética historia que explora una dolorosa realidad bajo una mirada sin prejuicios y profundamente humana, buscando concienciar, con sensibilidad y comprensión, de un problema real que enfrenta a las mujeres al reto de ser madres.        

Basada en la obra teatral “From Medea” de Grazia Verasani, está interpretada por Andrea Osvart, Monica Birladeanu, Chiara Martegiani y Marina Pennafina.

Dentro de la filmografía de la actriz Andrea Osvart, que también es productora de la película, podemos destacar: “El fin es mi principio” (2010) dirigida per Jo Baier con Bruno Ganz y Elio Germano; “Duplicity” (2009) de Tony Gilroy con Julia Roberts y Clive Owen; “Casanova” (2005) de Lasse Hallstrom con Sienna Miller y Jeremy Irons y “Juego de Espias” (2001) dirigida per Tony Scott, con Robert Redford y Brad Pitt.

Sinopsis

Clara, Eloisa, Rina y Vincenza comparten una terrible culpa, el infanticidio. Ingresadas en un hospital psiquiátrico, expían su condena intentando asimilar la  responsabilidad de una acción que ha arruinado sus vidas como personas y  madres. Mientras, conviven forzadamente con otras mujeres, en las que ven  su culpabilidad reflejada. Familias y amistades rotas, la angustia vital que  sienten y un consuelo que nunca reconfortará las convierten en mujeres  rechazadas por la sociedad y por sí mismas. Pese al dolor, entre ellas todavía queda una oportunidad para la amistad, la alegría y la esperanza.

Premio

Festival de Venecia 2011 (Mención Especial)

La crítica opina

Afortunadamente, aún hay espacio para que algunos títulos lleguen a la cartelera sin avisar. Ajenos a modas críticas, histerias festivaleras, eco promocional en los medios, intereses gregarios del público. Para títulos que suelen estrenarse por oscuras obligaciones contractuales, que las publicaciones especializadas condenan a huecos testimoniales, que los críticos elegimos esos meses en que no nos apetece pensar. Luego resulta que tales condiciones son las idóneas para que surja la sorpresa, para toparnos con propuestas que favorecen una libertad insólita de valoración y de juicio.

Es lo que sucede con esta tercera realización del guionista y director Fabrizio Cattani, cuyas anteriores “Quelle Piccole cose” (2002) e “Il rabdomante” (2007) no se han exhibido en España, basada en una obra teatral de la escritora y cantautora Grazia Verasani.

Cuando empieza “Maternity Blues” parece que nos hallásemos ante un producto bienpensante, paternalista, que aúna con suerte formal y discreta el melodrama y lo didáctico a la hora de abordar cómo cuatro mujeres bajo custodia en una institución psiquiátrica han de superar emocionalmente el hecho monstruoso, inexplicable, de haber asesinado a sus hijos de corta edad. Sin embargo, “Maternity Blues” va enhebrando de manera solapada otro discurso, más agrio, que acaba por hacer que nos preguntemos cuál es el verdadero motivo de que no haya gozado de ninguna repercusión desde su estreno en Italia hace casi un año.

Y es que el film de Cattani osa sugerir que si hay una explicación para esos asesinatos de niños por parte de sus madres, a señalar monstruos más allá de quienes han sido manos ejecutoras, chivos expiatorios, que han de purgar en lastimosas terapias de grupo su pecado con el mantra punitivo de que “nadie tiene la culpa de lo que hice excepto yo”. Mientras esas mujeres cuyas vidas habían sido arruinadas antes que por ellas mismas por innumerables dogmas, intentan salir adelante con todo en contra, el retrato de sus familias, y sus conocidos, de quienes velan por su rehabilitación y la tranquilidad de espíritu colectiva, va perfilando un panorama social demoledor que componen prejuicios incultos, convenciones interesadas, arrogancia moral, ideas reaccionarias sobre la inmanencia del instinto maternal, la apelación continua a un Dios ceñudo, machismos conscientes e inconscientes…

No es de extrañar que Grazia Verasani titulase la obra que ha adaptado Fabrizio Cattani “From Medea” porque el ánimo combativo del personaje mitológico, pugna por asomar en todos y cada uno de los melancólicos fotogramas que integran “Maternity Blues”. (Diego Salgado- Dirigido- Marzo 2013).

Foto "Maternity Blues"

Foto “Maternity Blues”