publicado 26-07-2013 en Críticas de cine, Estrenos de cine, Noticias Verdi, Premios de cine con Comentarios desactivados

Romeos, estreno 2 de agosto

El viernes 2 de agosto estrenamos la película “Romeos” dirigida por Sabine Bernardi e interpretada por Rick Okon, Maximilian Befort y Liv Lisa Fries.

La directora Sabine Bernardi ha trabajado activamente en temas relacionados con la juventud y la sexualidad en su ciudad natal Colonia. Se dio a conocer con su documental “Transfamily” (2005), por la que fue galardonada con diversos premios. “Romeos” es su primera película de ficción.

En palabras de la directora:

Los transgénero han cambiado radicalmente mi visión de la identidad. Como resultado, en Romeos quería hablar del coraje de una persona joven que intenta vivir lo que cree que tiene que vivir. A nivel emocional, lo más importante para mí era mostrar los deseos y la necesidad que todos tenemos de ser feliz como personas. En este sentido Romeos es una historia de amor divertida y a veces con un punto de descaro. Quiero mostrar que la identidad de una persona reside en ella misma.  

Sinopsis

Lukas es un veinteañero transgénero. Entusiasta con la vida que le aguarda en la gran ciudad, se encuentra con un problema: es seleccionado para un servicio comunitario y será el único hombre de una residencia de mujeres.

Lo que sería un sueño para cualquier chico es un problema que le provoca mucha ansiedad. Afortunadamente, su mejor amiga Ine le ayuda introduciéndole en la escena homosexual de Colonia.

Lukas vive su primer ligue con el atrevido y atractivo Fabio, que representa todo lo que él anhela: confianza en uno mismo y masculinidad. Lukas, cuyos atributos de mujer siguen sin haber sido alterados, se verá ante el dilema de compartir sus deseos con Fabio.

Premios

Festival Internacional de cine de Berlin 2012 (Sección Oficial)

Honolulu Rainbow Film Festival 2012 (Premio mejor película)

Festival de cine de Colonia 2012 (Premio mejor guión)

La crítica opina

A veces, como surgidas de la nada aparecen películas con una perspectiva diferente, una temática distinta o un punto de vista novedoso. Y aunque parezca mentira, tras más de un siglo de millones de kilómetros de rollos de celuloide, por momentos parece que ya hemos asistido a todo en las salas de cine. Pero de repente, normalmente cuando menos te lo esperas, aparece algo distinto que refleja la enorme variedad, complejidad y riqueza del cuerpo, y no digamos, del alma del ser humano.

Romeos es una de esas películas diferentes, tierna, valiente y respetuosa. Una fantástica historia de amor de la mano de dos excelentes intérpretes (en especial, Maximilian Befort) que no duda en tratar temas serios con la inteligencia que aporta un toque de humor. Una combinación perfecta que el público agradece entre un aluvión de dramas metafísicos y exaltación de la violencia.

Lukas y Fabio son dos Romeos, bueno en realidad, si psicológicamente son dos, físicamente son un y medio, dado que  Lukas es una chica que, en breve, se operará para convertirse en un Romeo 100%. Esta película es una de las pocas que yo conozca que trata este proceso (F to M, female to man), siendo mucho más habitual, en las pantallas, de hombre a mujer.

Sabine Bernardi, su directora que proviene del ámbito de la televisión, firma con este film su ópera prima. Los dos personajes van a ir de, sorpresa en sorpresa. Lukas, que se ve obligado a vivir en una residencia de chicas por el momento, no puede evitar sentirse atraído por Fabio, de origen italiano y costumbres más acordes con el clima del sur, desde el primer momento que lo ve. Las relaciones entre Lukas, una antigua amiga y el objeto de su flechazo tiene el encanto de las historias de Jane Austen.  Por su parte  Fabio tendrá que admitir que la ley del deseo se compone de millones de excepciones y una única regla: ser feliz. (Cine Invisible-Fotogramas).

Foto "Romeos"

Foto “Romeos”